15 feb. 2012

Nimio L: un cruel asesino nos está esperando en 'El color de la maldad'

Os voy a hablar sobre uno de los escritores que más están dando que hablar en estas últimas semanas. Se trata de Armando Rodera, un autor novel que comenzó su andadura en este complicado mundillo autoeditando sus obras en Amazon. Fruto del éxito que éstas tuvieron (y tienen), la editorial B de Books se fijó en él (y en otros cuantos autores como Bruno Nievas o Blanca Miosi, a los que os presentaré en el futuro) y han lanzado su ópera prima 'El enigma de los vencidos' al casi anecdótico precio de 0.94 euros. Pero ya tendré tiempo de hablaros sobre esta novela...


Hoy quería centrarme en su otra novela, 'El color de la maldad'. Compré esta novela en Amazon allá por Octubre de 2011 sin saber muy bien por qué. No hubo ninguna recomendación que me llevara a ella, simplemente navegando la encontré, y la compré como se hacía antaño. Me bastó leer la sinopsis y ver la portada (a mi parecer, genial y superllamativa) para hacerme con ella. Tenía muchos libros por leer antes, pero tarde o temprano le llegaría su turno.

Y su turno llegó cuando vi que lo había fichado B de Books. Tras terminar de leer 1984, 'El color de la maldad' era el elegido. Y la verdad es que algo tendrá para que en apenas una semana la haya terminado, gripe de por medio que por cierto, no ayuda en nada al noble arte de leer xD Pero bueno, va siendo hora de profundizar un poco.

'El color de la maldad' lo podemos definir como un thriller policiaco al uso. Nada más comenzar nos encontramos con la inquietante desaparición de una pareja, la cual deberán investigar el inspector Bermejo, un policía con muchos años a sus espaldas que ha visto de todo pero que no se encuentra en su mejor momento, y el sargento Roncero un joven que tras años de dudas termina licenciado en psicología como agente de la benemérita.

Ambos se verán envueltos en una serie de asesinatos perpetrados por un aparentemente loco tras el que se esconde el mayor asesino en serie que se ha visto en España en los últimos años. Y sí, nuestros dos compañeros han de ser los encargados de resolver este entuerto.


Y bien, ¿qué encontramos tras este típico argumento que merezca la pena? Para empezar, el hecho de encontrarnos una historia de este tipo ambientada en España ya sorprende. Vamos a dejarnos de CSI, FBI y la madre que los parió. Aquí vamos a trabajar con la policía nacional, la local y la Guardia Civil. Como dios manda, que diría un señor con barbas.

Vamos a visitrar distintos lugares de la geografía española, desde idílicos parajes escondidos entre montañas hasta el centro de ciudades como Madrid. Todo para revivir los crímenes de una mente perversa que no sabemos hasta donde es capaz de llegar para llevar a cabo su 'misión', si así se le puede llamar a esta locura. Crímenes que por cierto es uno de los puntos fuertes de la novela, que sin entrar en spoilers, os anticipo os dejarán terriblemente asombrados sobretodo por la representación al más puro estilo 'Dexter' (quien siga esta serie, sabrá a que me refiero).

'El color de la maldad' no va a ser la mejor novela de Armando Rodera, de eso estoy seguro. Pero sí es un perfecto punto de partida para mejorar como escritor. Quizás peca a ratos de un lenguaje demasiado sencillo, pero esto también la convierte en una novela facilísima de leer y que atrapa cosa mala. Mis sensaciones, más que de leer, han sido de estar viendo una serie de televisión tipo 'El comisario', 'Homicidios' o la genial 'Genesis: en la mente del asesino'. Incluso, más que de estar viendo, de estar viviendo esta historia.

Desde que la comencé, me engancho de tal manera que cualquier rato era bueno para continuar porque quería saber más sobre el asesino y sus motivaciones, sobre las escenas del crimen, sobre las relaciones del sargento Roncero (por que sí, hay tiempo para más cosas aparte de resolver asesinatos) y sobre cómo se va a solucionar (o no) todo este caso. Y eso no lo consiguen todas las historias.

Mi principal crítica es sobre el desenlace, ya que a mi parecer es demasiado precipitado y te deja con la sensación de que todo lo que hemos hecho a lo largo de las páginas no ha servido demasiado y estamos a merced de una especie de 'azar'. Eso sí, el regusto final es muy bueno y no empaña el resto de la novela.

Yo apunto a Armando Rodera como uno de los escritores a seguir, y de momento ya tengo en el Kindle 'El enigma de los vencidos' esperando para ser leído. Cuando llegue su momento, os enteraréis.

 

PD. Con éste, ¡ya son 50 los nimios que llevo a mis espaldas! En este tiempo me he dado cuenta que no es nada fácil mantener un blog, pero al menos de momento sigo lleno de fuerzas para seguir adelante, y espero que mejorando. ¡A por el 100!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada