11 ene. 2013

Nimio LXXXVIII: nos sumergimos en el mito artúrico con dos obras muy distintas

Hay historias profundamente grabadas en el imaginario popular. Es imposible que alguien no conozca la figura de Jesucristo y es muy dificil que alguien no sepa de la existencia de El Quijote (aunque no lo haya leído). De la misma manera, hay otro mito muy arraigado en la cultura europea: las leyendas del Rey Arturo, el Santo Grial, la Tabla Redonda... Su influencia es más que evidente  en muchos niveles y hay muchas maneras de acercarse a este mito. Pues bien, en este nimio os traigo dos obras muy diferentes que nos ayudan a conocer las aventuras de Camelot a la vez que pasamos un buen rato.

Los hechos del Rey Arturo y sus nobles caballeros.


Hace un par de meses atrás comencé a interesarme más y más por las leyendas artúricas, y tras conocer varias fuentes a las que dirigirme, decidí comenzar por 'Los hechos del Rey Arturo y sus nobles caballeros'. La mayoría reconoce que la interpretación más importante y completa del mito artúrico se encuentra en 'La muerte de Arturo' de Sir Thomas Malory, pera a la vez se considera un libro complicado ya que está escrito por y para el siglo XV.

Ésta es la razón que movió a John Steinbeck a 'traducir' y 'reinterpretar' los cuentos y mitos recogidos en la obra de Malory de manera que quedara una obra más universal que pueda disfrutar todo el mundo. Y es que según él, todos deberían leer a Malory pero la realidad es que casi nadie lo lee.


El resultado son 7 capítulos en los que se narran hechos sobre Merlin, Arturo, Morgana, Ginebra, Lanzarote y otros cuantos caballeros. Historias que nos permiten descubrir mejor unas leyendas que prácticamente todos, en mayor o menor medida, ya conocemos. Y las descubrimos mediante un lenguaje muy sencillo al alcance de 'los mortales de este siglo' que nos permite disfrutar con divertidas aventuras de caballeros andantes, batallas, historias de amor y desamor, el intrigante poder de Merlin, etc.

La única pega que se le puede poner a esta recopilación es cuándo acaba, ya que nos deja con la miel en los labios queriendo saber más sobre la traición de Ginebra y Lanzarote, la búsqueda del Santo Grial o los últimos días de Arturo. Sin lugar a dudas, tengo que buscar otras fuentes y obras para empaparme más de este universo.

Como guinda del fantástico pastel que Steinbeck nos dejó, encontramos los apéndices en la última parte del libro. Una serie de cartas el autor envió a sus editores durante todos los años que estuvo trabajando en esta obra (no hay que olvidar que el libro se publicó tras su muerte, la cual no permitió terminar el mito al completo) en las que cuenta toda su labor de creación: cómo se documenta sobre Malory, sobre las leyendas, cómo hace múltiples viajes, cómo va cambiando su idea hacia este trabajo y cómo va escribiendo. Unos documentos que, personalmente, me han encantado ya que permiten conocer mucho mejor la figura del escritor. Constancia, trabajo, alegrías y sinsabores para quizás, y sólo quizás conseguir una obra realmente buena.

Camelot 3000


Tras leer sobre las leyendas artúricas junto a Steinbeck, y a falta de profundizar en hechos como la búsqueda del Grial, caballeros como Galahad, Tristan, Mordred o la muerte de Arturo de mano de la obra de Sir Thomas Malory, me decidí a lanzarme con esta particular versión de los mitos.

Situados en el año 3000, este cómic nos traslada al regreso del rey Arturo ya que la profecía lo dice: cuando Inglaterra (y el mundo) más lo necesite, Arturo volverá. Así, el rey vuelve en plena invasión alienigena, de casualidad, para intentar salvar a la humanidad de esta amenaza. A partir de entonces, iremos redescubriendo a personajes como el prácticamente inmortal Merlin u otros como Ginebra, Tristan, Lancelot, Gawyn... en forma de reencarnaciones.


Con esta fotografía, Camelot 3000 nos cuenta una historia con grandes similitudes a las leyendas artúricas en su forma más 'pura' pero permitiéndose muchísimas licencias para convertirse en una obra propia de una grandísima calidad. Creedme cuando os digo que encontraréis auténticos momentazos que os dejarán un gran sabor de boca, desde enfrentamientos épicos pasando por conversaciones con mucha chica y terminando por grandísimos dilemas. Y es que imagináos despertaros en el año 3000 con la mentalidad del siglo VI.

Una gran mención también merece el dibujo. Se trata de un apartado que destaca especialmente por el colorido que utiliza, hasta el punto de impactar al lector (sobretodo al actual que está acostumbrado a otro tipo de cómic). Mi realidad es que al comienzo casi 'molesta' pero según te metes en la historia te acostumbras y te va gustando más y más. Y no voy a mentir, en los capítulos finales ya estaba completamente enamorado de ese dibujo.

¿Es la mejor forma de conocer los mitos artúricos? Realmente no estoy seguro, pero sí es una gran manera de expandir el universo de Camelot, y tiene detalles muy originales a la vez que (con todas las licencias) incluye pasajes muy similares a las leyendas medievales.

** Esta entrada podrá ser actualizada para incluir otras obras que traten sobre Arturo.