27 feb. 2013

Nimio XCI: viajecito por Madrid en 'El enigma de los vencidos'

Armando Rodera es uno de esos autores que con mucho ahínco se ha ganado un hueco en el panorama literario, especialmente en el digital. En Amazon podéis encontrar cinco e-books de temáticas muy distintas por lo que podemos deducir que no se encasilla en un determinado género. Sin embargo, hoy toca el turno de tratar 'El enigma de los vencidos', una de sus novelas que tiene la peculiaridad de haber llegado al papel bajo la editorial B de Books que está dando a conocer a numerosos autores de éxito en el panorama digital.


Intentaré evitar el abordar en profundidad más información ya que hace algo más de un año ya hablé de otra obra de este autor. Os aconsejo que si estáis interesados en conocer más sobre él os paséis por el nimio sobre El color de la maldad y le echéis un vistazo.

Si en la anterior novela que traté Rodera ofrecía un auténtico thriller policíaco con tintes de Dexter y Seven, en esta ocasión nos encontramos con algo muy distinto. Partimos con la llegada de David Sanromán a Madrid, su ciudad natal la cual tuvo que abandonar hace muchos años. Regresa por motivos familiares y para reiniciar su vida se encuentra con una sorprendente herencia: una tienda que esconde una sorpresa en forma de juego de mesa, y un juego de mesa que, si logra terminar con la ayuda de su amigos, puede desvelar un secreto que ha estado oculto desde la Guerra Civil.


Y a partir de aquí, ¿qué? Pues nos veremos envueltos en una aventura por las calles de Madrid, tratando de resolver diferentes acertijos para poder continuar jugando a este juego. Un juego que absorbe a David, Pedro (mejor amigo de éste) y un par de avispados chavales de tal manera que sin darse cuenta estarán dentro de una historia que les supera, y por cierto bastante peligrosa.

Especialmente destacable es la ruta turística que Rodera nos plantea por Madrid ya que cada prueba del peligroso juego (no pude evitar en su momento recordar Jumanji, salvando las distancias) nos llevará a lugares emblemáticos de la capital como El Retiro o el Palacio Real, los cuales nos describirá muy acertadamente. Algo que los madrileños disfrutarán al reconocer zonas por las que pasan a diario mientras que al resto nos permitirá viajar desde el sofá de nuestra casa a esos sitios emblemáticos.


Otro gran aliciente son los enigmas en si mismos. Una inclusión en la historia que nos hace partícipes de la misma ya que nos pararemos más de una vez a intentar resolver los acertijos que los protagonistas afrontan. Una sensación muy parecida a la vivida con otra gran novela como es El Eterno Olvido. Retos más o menos complicados pero siempre muy entretenidos y que hacen muy amena la lectura.

Como añadido, 'El enigma de los vencidos' también nos presenta el pasado de David Sanromán. Pasado por el cual tuvo que abandonar su país y que resulta ser una herida abierta que espera cerrarse. Un pasado plagado de momentos muy felices con otros extremadamente duros. Además, podremos conocer qué tal le fue a David en esos años de forzado exilio.


Ante todo, esta novela es sencilla de leer y engancha desde el principio por la curiosidad que provoca. No es especialmente sorprendente aunque he de reconocer que en cierto momento me planteó ciertas dudas sobre hacia dónde iría la trama. Pero lo que sí estoy seguro es que es un libro más que recomendable para pasar un buen rato, que en definitiva es lo que buscamos los lectores.

¿Su gran punto negativo? Ciertas faltas ortográficas y errores de maquetación en la versión para Kindle que a estas alturas considero muy graves y un lenguaje (el propio David actúa de narrador durante toda la obra) que no termina de convencerme, no se si por su sencillez o por una exagerada o fingida grandilocuencia en ciertos momentos.

Con todo, una historia muy recomendable que ofrece una relación calidad/precio (1.89€ en versión digital; 9.95€ en su versión en papel) más que interesante. Y personalmente, confío que esta novela sirva a Armando Rodera para continuar creciendo como escritor.

Enlaces de interés:
Twitter de Armando Rodera
Página oficial de la novela
Página en Amazon

13 feb. 2013

Nimio XC: imagina construir una catedral en 'Los Pilares de la Tierra'


No resulta  fácil escribir sobre un libro que lleva en la calle más de 20 años. Y no resulta fácil porque poco quedará por decir sobre el mismo. Sin embargo, no puedo reprimir la necesidad de aportar mi granito de arena a los litros de tinta que se han escrito sobre una de las novelas más famosas del mundo y seguramente la obra cumbre de Ken Follet. Si no es mucho pedir, acompañadme en este viaje hasta la Inglaterra del siglo XII.


¿Hay chicha suficiente para una gran historia?

Cuando te interesas por 'Los Pilares de la Tierra' lo normal es preguntar a alguien que ha leído el libro sobre qué trata. Y una respuesta muy común (así fue en mi caso) es 'pues va sobre la construcción de una catedral'. Vamos, que la sensación inicial es que te vas a leer un tocho de 1300 páginas sobre la construcción de una iglesia con gran contenido religioso. Qué queréis que os diga... a mi así no me lo vendieron, no pensaba que un trasfondo de este tipo diera para tanto. Espero que al final del nimio os quede mucho más claro lo que podéis esperar sin destriparos nada del contenido.

Comenzamos la historia acompañando a Tom, un maestro constructor que tras sufrir una serie de penurias y acompañado por su familia, trata de encontrar trabajo con la única finalidad de conseguir sobrevivir, algo que en el siglo XII no era precisamente sencillo. Y por qué no anticiparlo, su gran sueño es construir una catedral. ¿Conseguirá cumplirlo?


Viaje más que educativo al siglo XII 

Tras este inicio, el cual no dejará de sorprendernos desde los primeros capítulos haciendo que experimentemos múltiples sensaciones, la historia se irá construyendo por sí misma y tocará 'palos' muy distintos a la mera construcción de una catedral que nuestros conocidos nos vendieron en su momento (siempre bienintencionados, por supuesto). 

Ante todo, esta voluminosa novela es un viaje en el tiempo. Un viaje hasta la Edad Media en la forma de una muy documentada novela histórica que nos permite conocer de cerca cómo era la sociedad del siglo XII en Inglaterra y en otras zonas de Europa. Temas como la pobreza, las  antagónicas personalidades que se encuentran en las diferentes clases sociales o el poder del clero frente al poder de la corona son perfectamente tratados a lo largo de las más de mil páginas. Y todo ellos con un estilo y una calidad narrativa exquísita, haciéndola fácil de leer y adictiva a más no poder.


La excusa catedralicia

La construcción de la catedral es una excusa. Por más que lo pienso es una simple excusa de Follet para contarnos LA HISTORIA. 'Los Pilares de la Tierra' podría ser igual de genial si Follet nos hubiera hecho viajar a la construcción de la gran pirámide o a la de un rascacielos en pleno siglo XX. Pero no pasa nada, vamos a construir una catedral y vamos a dejarnos llevar por todo lo que ocurre en torno a la excusa de Follet.

No os asustéis: 'Los Pilares de la Tierra' es una de las más grandes historias que he leído en mi vida, si no la más. Grande por calidad, por cantidad y por todo lo que esconde. Se trata de una historia en la que tiene cabida casi cualquier cosa que se te ocurra. Encontramos religión, encontramos guerra, encontramos odio, amor, mentira, injusticia, traición, venganza, intrigas palaciegas, viajes a través de Europa, arte, ratos para la alegría y ratos para la tristeza... Y oye, que posiblemente al acabar la novela habrás aprendido más sobre la Edad Media, sobre arquitectura catedralicia y sobre historia en general que la que recuerdes de las aburridas clases del colegio.


El calado de los personajes

Llegó el momento de mentir, pero solo un poquito. No soy capaz de deciros quien es el auténtico protagonista en la obra de Ken Follet. Y es que durante el transcurso de las páginas iremos descubriendo múltiples personajes que podrían serlo, personajes todos ellos con una profundidad digna de elogiar. Cierto monje de fortísimas convicciones al que Dios no parará de poner a prueba, cierto muchacho, huérfano de padre con toda una historia por descubrir, o quizás podría serlo cierta hija de un duque que deberá luchar para salir adelante en un mundo que parece no permitirle ser feliz.

También podríamos pensar que los protagonistas no siempre son buenos y entonces deberíamos incluir a cierto caballero sin escrúpulos al que no le importan los medios para conseguir el fin que tanto anhela o cierto hombre de la Iglesia con similares inclinaciones al anterior. O por qué no, igual la catedral es la protagonista de todo y el resto una excusa, o viceversa. Pero no he olvidado a Tom, el aparente protagonista nada más comenzar. Y es que todos los personajes que he citado de manera muy abstracta se cruzarán con Tom durante la historia provocando acontecimientos de todo tipo.


El legado de la obra

Definitivamente, 'Los Pilares de la Tierra' no es una buena novela. Es una novela soberbia. No diré (como se suele decir) que es una historia de película ya que no creo que un argumento de este calibre pueda ser condensado en una película. Desde las primeras páginas te atrapa completamente y te provoca a continuar leyendo. Te garantizo que amarás a algunos personajes, y odiarás a otros hasta puntos insospechados (cierto personaje me ha provocado sentimientos cercanos a los que provoca Joffrey en CDHYF, así que imagínate). No dejarás de sorprenderte al descubrir los giros que da la trama y aplaudirás con las soluciones que aporta Follet. E incluso el final me parece redondo ya que te deja con la sensación de que todo ha concluido y no queda ningún cabo sin atar.

No valen excusas. Si te consideras un buen lector, debes leer 'Los Pilares'. No te digo hoy ni mañana pero a lo largo de tu 'vida literaria' has de hacerlo y a buen seguro que tu perspectiva hacia la creación literatura en general cambiará. Al menos la mía lo ha hecho, ahora tan solo me queda leer 'Un mundo sin fin', continuación de la obra que hoy ha tocado hablar.

Más allá de la novela

Me gustaría incluir una mínima mención a la serie de televisión que en 2010 adaptó la novela. Aún estando a distintos niveles considero que es una adpatación más que aceptable. Por supuesto, introduce muchos cambios en la trama, unos más acertados que otros, pero la sensación al verla es bastante gratificante consiguiendo que te identifiques con los personajes y que vivas la misma historia desde otra perspectiva. Por lo tanto, es aconsejable su visionado. Eso sí, siendo muy consciente de que estás disfrutando de otro producto parecido pero distinto (esto es extensible a cualquier adaptación entre distintos medios).


Del mismo modo, al navegar por el universo de la obra creada por Ken Follet encontramos un juego de mesa que resulta bastante atractivo. Centrado en la construcción de la catedral nos invita a controlar la gestión de todos los recursos (piedra, madera, hierro...) y la mano de obra de la mejor manera posible con un sistema de juego no muy complicado. Un juego muy interesante que espero adquirir y disfrutar dentro de un tiempo.

4 feb. 2013

Nimio LXXXIX: Un vistazo al Kindle Paperwhite

En este nimio me gustaría contaros unas cuantas impresiones sobre el último dispositivo que ha llegado a mis manos estas navidades. Se trata del Kindle Paperwhite, el nuevo e-reader que ha lanzado Amazon , en su versión Wifi. Pero antes de pasar a hablar sobre el dispositivo os voy a contar algo sobre Amazon que puede ser de interés.

Yo recibí el Paperwhite como regalo de Reyes y al segundo día de comenzar a trastear con él me di cuenta de que en el borde de la pantalla tenía un pixel muerto. Preocupado por la lista de espera que había para comprar un nuevo dispositivo (me daban mareos de pensar en esperar 2 meses hasta recibir un recambio) me puse en contacto con el servicio técnico de Amazon. Expliqué el problema, les envié unas fotografías de la pantalla y al día siguiente tramitamos la garantía. A los dos día tenía un Paperwhite nuevo puesto en casa.

Con esto quiero animar a los que todavía son algo reacios a la compra por Internet a que dejen el miedo a un lado. Amazon es segura, muy fiable y ante cualquier problema responden al instante y se hacen cargo. Sin más, veamos lo último de Kindle.

(No lo olvides, si quieres ver las imágenes en su tamaño original, pulsa sobre ellas)

Un repaso a su diseño

Con Kindle Paperwhite, Amazon deja bien claro el camino que ha tomado y que tan de moda está últimamente en el mundo de la tecnología: simplicidad y minimalismo. De esta manera, al cogerlo por primera vez encontramos solo dos cosas que 'desentonen': la entrada para cargar la batería y el botón de encendido/apagado. El resto consiste en una pantalla de 6 pulgadas y un marco negro con la marca 'kindle' en plateado. En los laterales y la parte trasera se ha optado por utilizar un material gomoso para mejorar el agarre del dispositivo, siempre que no se use una funda protectora.


Aunque es (imperceptiblemente) más grande y (ligeramente) más pesado que el K4, la sensación al tenerlo entre las manos es de lo más satisfactoria. Además nos quedamos sin botones ya que tan solo interactuaremos de manera táctil, obteniendo un dispositivo muy elegante y preciosista, si bien es cierto que un servidor habría dejado los de 'pasapáginas' pudiendo así evitar tocar tanto la pantalla y sin afear para nada el producto.

Novedades en la pantalla

La gran innovación es la inclusión de la luz integrada mediante una serie de LED's y una lamina que distribuye esa luz de una manera 'uniforme', y entrecomillo porque como Amazon ha admitido eso no es del todo cierto. Evitaré el explicaros detalles técnicos sobre la pantalla ya que los podéis encontrar en la página web del producto y sinceramente no creo que sea de especial interés.

Pero seamos prácticos. ¿No molesta a la vista esta luz? Sinceramente, no lo hace pero con matices. Disponemos de 25 niveles de luz y el Kindle nos recomienda utilizar un nivel bajo en espacios oscuros y uno alto en espacios iluminados. La realidad es que yo durante el día lo pongo al 0 (que ojo, los LED's proporcionan un mínimo de luz) y durante la noche entre el 3 y el 6. A estos niveles la luz no molesta para nada; otra historia es en niveles altos donde la sensación es mucho más parecida a estar frente a un tablet. De esta manera sí molesta a la vista, y al llevar un rato notas que los beneficios de la e-ink se han esfumado. 


Además, cuanto más subes el nivel de luminosidad más se aprecian las manchas oscuras en la parte inferior y que son producto de la 'distribución uniforme' de la luz. Estas manchas no molestan a la hora de leer ya que no invaden la zona de texto pero hay que reconocer que están ahí.

Aparte de la luz hay que destacar la mejora del contraste y la capacidad táctil de la pantalla. En cuanto a lo primero, sí, se mejora el contraste pero no de una manera espectacular ya que el contraste es muy bueno en el K4. En cuanto a lo segundo, la respuesta de la pantalla es realmente buena y sin fallos a la hora de interactuar.


Mejoras en la navegación

Este es, personalmente, el punto en el que más destaca el Paperwhite, y es que Amazon necesitaba una renovación en el sistema operativo. Los menús textuales ya se veían como algo anticuado y la navegación mediante el cursor más de lo mismo, sobretodo en un momento en que la usabilidad lo es todo y 'lo táctil' nos ha abierto una nueva forma de interactuar con lo digital.

El resultado al final es que todo es mucho más visual (comprendiendo todo lo visual y espectacular que puede ser una pantalla de tinta electrónica). El ver las minicarátulas de los libros que tenemos en lugar de una lista de nombres ya hace todo mucho más intuitivo y agradable. Y lo táctil es la combinación perfecta para sacar el máximo partido a este nuevo sistema. Resumiendo, nos sentiremos como niños al navegar por nuestro Kindle. Buscamos aquello que queremos, lo vemos, lo tocamos y lo tenemos. Fácil, sencillo y para toda la familia como diría aquél.


Y la experiencia mientras leemos también se mejora notablemente. El uso del diccionario consiste simplemente en pulsar la palabra sobre la que tenemos dudas y nos aparecerán una serie de definiciones. A los que nos gusta destacar pasajes y compartirlos mediante las redes sociales estamos de enhorabuena. Pulsando y arrastrando seleccionaremos lo que queramos y en un instante estaremos compartiéndolo vía Twitter o Facebook.


Otros detalles

La batería es otra de esas puntas de lanza que utiliza Amazon para fortalecer su Kindle. Dos meses es la duración que garantizan con una carga. Pero claro, esto depende de distintos factores: tu hábito de lectura, el nivel de luz que utilices, la conexión a Internet... Yo en este aspecto soy más cauto, y sin haberlo comprobado todavía, me atrevo a decir que la batería me durará algo más de un mes. Y qué queréis que os diga, creo que es más que suficiente: muy mal debería darse las cosas para que se te gaste la batería y no puedas cargar tu e-reader.

En cuanto a capacidad con 2 GB (1.25 GB de uso real) vamos más que sobrados. Hay que contar con que los libros que tengamos (tanto comprados en la tienda Kindle como documentos personales) estarán disponibles en todo momento en el espacio virtual que nos proporciona Amazon y siempre lo podremos descargar. No es aconsejable ni necesario tener cientos de libros almacenados en el dispositivo.

En resumen...

No os voy a mentir. Antes de disponer del Paperwhite no consideraba de gran importancia el tema de la luz. He estado dos años manejando un Kindle Keyboard y por precios más o menos económicos se pueden conseguir lámparas muy buenas. Además, era un poco reacio a lo táctil ya que no me gustaba la idea de andar toqueteando la pantalla cada dos por tres.

Sin embargo, una vez he trasteado con él estoy convencido que es un fabuloso dispositivo. La luz da el pego (no molesta) aunque deseo ver como evoluciona esta tecnología. Lo táctil me ha convencido con creces. Por una parte no se quedan marcas en la pantalla y por otra mejoran mucho la experiencia lectora.


Si tengo que destacar algo es ésto. La experiencia es genial en gran parte por la inclusión del nuevo sistema operativo que facilita el trabajo y nos deja la sensación de controlar algo tremendamente sencillo pero muy eficiente.

¿Os recomiendo comprar Kindle Paperwhite? Si sois unos lectores voraces, sin lugar a dudas. Si sois lectores más ocasionales, debéis valorar si os merece la pena pagar 50 euros más teniendo el Kindle 4, que es un e-reader con una calidad/precio inigualable. Sea como sea, comprando uno u otro, os aseguro que no os equivocaréis.


Anexo sobre fundas

No me gustaría terminar de hablar sobre el Kindle Paperwhite sin hacer una mínima mención al tema de las fundas. Durante los 2 años de andanza con los e-reader de Amazon, siempre he optado por las fundas de la marca M-Edge, tanto para mi Kindle Keyboard como para el resto de dispositivos que he comprado a familiares. Esta marca dispone de fundas de distinto tipo y muy buena calidad, y el añadido de que vienen adaptadas para acoplar unas lámparas que ellos mismos venden. Pero claro, con Paperwhite tenemos la luz de serie así que me he decidido por otra funda.


No será sorpresa, lo sé. He optado por la funda oficial de Amazon. Una funda de cuero en la que encaja a la perfección el e-reader y con un cierre magnético. Como añadido curioso es que nos podemos olvidar del botón de encendido ya que al abrir o cerrar la funda el Kindle se enciende o apaga. Quizás los 35 € que cuesta parecen excesivos para una funda pero la calidad y, sobretodo, la sensación de tener el Paperwhite totalmente protegido merecen la pena. Además aunque el peso aumenta, el tamaño apenas lo aumenta ya que su diseño hace que sea como una segunda piel.

Como sea, es decisión de cada uno elegir ésta u otra funda más económica. Lo que si considero es que proteger el dispositivo de alguna manera es prácticamente OBLIGATORIO para evitar algún desagradable percance.