31 dic. 2013

Nimio CXXI: nos sumergimos en el maravilloso 'Ciclo de Trántor' de la mano de Isaac Asimov

Como colofón a un año más que satisfactorio en cuanto a literatura leída, en el que me he entregado casi totalmente a los géneros de fantasía y ciencia ficción, he decidido cerrar esta temporada con una de las obras más importantes e influyentes de la historia: la Saga de la Fundación de Asimov, centrándome en un principio en el conocido como Ciclo de Trántor.

Sin entrar en detalles, Asimov nos traslada a un futuro muy lejano en el que la humanidad se ha extendido por todo el universo llegando a un punto de estancamiento. Hari Seldon, por medio de la psicohistoria (una ciencia que mezcla matemáticas, psicología, sociología, historia...), anticipa el final de este Imperio Galáctico tal y como lo conocemos y traza un plan por el cual un grupo de científicos crearán la Fundación con la idea de preservar todo el avance científico logrado para que cientos de años después se llegue a la instauración del Segundo Imperio Galáctico... ¡y hasta aquí puedo leer!



El primer libro de este Ciclo está formado por cinco relatos/novelas cortas independientes y unidas entre sí por el plan ideado por Seldon, presentando en cada historia diferentes crisis (denominadas como Crisis Seldon) a las cuales la Fundación se debe enfrentar para llegar al final previsto por el psicohistoriador. Por lo tanto, lo primero que llama la atención de la obra es la grandiosidad de la misma, ya que poco a poco navegamos por una historia que abarca cientos de años conociendo a diferentes personajes protagonistas.

Personalmente, 'Fundación' es una obra complicada por todo lo que supone. Por ello, es recomendable leer bastantes historias, de ciencia ficción en particular, para que no te resulten del todo desconocidas las implicaciones de lo que Asimov plantea.

Según he terminado con esta primera novela, me pongo con la segunda. Obviamente esto dice mucho a favor de esta saga. Resultaría muy fácil fastidiarla con una obra de este tipo; sin embargo, Asimov consigue que nos interesemos por cada uno de los personajes y las situaciones a pesar de estar separados por muchos años, y dota a todo su universo de una coherencia más que aplaudible. Por lo tanto, os animo a sumergiros en los entresijos de la psicohistoria, ¡y que Hari Seldon nos guíe! 


Isaac Asimov continúa en 'Fundación e Imperio' trazando la ejecución del plan ideado por Hari Seldon para salvar a la humanidad de sí misma y provocar la implantación del Segundo Imperio Galáctico en un tiempo récord. Si en la primera novela Asimov avanzaba más de cien años sobre el plan trazado, en esta segunda alcanza los 300 años desde la implantación de la Fundación en Términus.

En este caso se recogen dos novelas cortas que presentan dos grandes crisis a superar para que la 'visión' de Seldon se lleve a cabo. Por un lado, el inevitable encuentro con lo que queda del Imperio Galáctico, y por otro la aparición inesperada e impredecible de El Mulo, un único ser capaz de poner en jaque el futuro de la Fundación y por ende el de la humanidad.

Especial importancia en el 'Ciclo de Trántor' parece tener este Mulo, un personaje muy intrigante, desconocido en todo momento pero capaz de mover los hilos de la galaxia desde un segundo plano mediante su particular 'poder'. Y un personaje que da el pistoletazo de salida para la búsqueda de la Segunda Fundación, hasta ahora vagamente nombrada pero que debe tener una importancia máxima en el plan de Hari Seldon.

En definitiva, 'Fundación e Imperio' es la fabulosa continuación de la grandísima epopeya que supone toda la historia de la Fundación y que nos sirve casi de prólogo para un desenlace que, si nada falla, estará a la altura de las expectativas. Por lo tanto, solo queda seguir confiando en que los designios de Seldon nos guíen hacia ese final sin (excesivos) problemas.


Como resumen a este cierre de trilogía, se puede decir que Isaac Asimov pone un broche brillante a su obra y seguramente supera las expectativas que crea en las dos anteriores novelas.

En esta tercera novela, vuelven a ser dos las novelas cortas que conforman el todo de la 'Segunda Fundación'. En principio encontramos lo que supone la continuación de la historia del Mulo, el cual prosigue la búsqueda de esa Segunda Fundación. Una historia que simplemente por su último capítulo merece muchísimo la pena. La obra (y el ciclo de Trántor) terminan con 'La búsqueda de la Fundación', una sucesión de hechos centrada en la búsqueda de la Segunda Fundación por parte de la Primera y el intento de volver a la senda marcada por el Plan Seldon (abandonada con la aparición del Mulo).


Si algo consigue esta tercera novela es mantener el interés en todo momento, haciendo que dudemos de todo lo que creemos saber: cuales eran las intenciones reales de Seldon, existe esa Segunda Fundación o es un mito, los personajes son reales o meras máscaras... Una serie de giros inesperados hacen que no dejemos de abrir la boca por el asombro hasta que encontramos un final que, por última vez (de momento) nos incita a aplaudir al bueno de Asimov.


Este 'Ciclo de Trántor' es inmenso, y realmente solo conocemos algunos entresijos de su gran historia, por lo que me parece inevitable continuar sumergiéndose en las diferentes partes de la saga, las cuales no se si estarán a la altura, pero merecen una sincera oportunidad. Eso sí, será en 2014. Por ahora, me quedo soñando, mirando a las estrellas, y realizando complejos cálculos psicohistóricos.

15 dic. 2013

Nimio CXX: Corbeyran y Defali expanden el universo de Assassin's Creed con 'The Ankh of Isis Trilogy'

'Assassin's Creed: Desmond' es el primero de los 3 cómics que conforman 'The Ankh of Isis Trilogy', una serie donde se narra la busqueda del Ankh por parte de los Asesinos y se ahonda en el personaje de Desmond Miles.

Antes de nada cabe destacar que estas historias de factura francesa, aún siendo aceptadas por Ubisoft, no son canon dentro del universo Assassín's Creed ya que cambian ciertos hechos ocurridos en los videojuegos, algo que se debe saber antes de adentrarnos en la historia si no queremos llevarnos un disgusto.


En esta primera parte acompañamos a Desmond durante hechos ocurridos en el primer videojuego de la saga como revisitar Abstergo o encarnar al mismísimo Altair, a la vez que conocemos a uno de los protagonista de esta trilogía, Aquilus, un asesino en pleno Imperio Romano. El gran añadido que puede chirriar a algunos tiene que ver con la inclusión del sujeto 16 en la trama.

Visualmente es muy atractivo y bastante fiel a la estética creada por los estudios de Ubisoft, Un auténtico lujo para la vista.

Personalmente es una lectura muy recomendable para los seguidores de la saga, los cuales devoramos vorazmente todo lo que tenga que ver con los Assassins, y expandir el universo (aunque no sea canon) conociendo más allá de lo que nos dejan los videojuegos es todo un puntazo.



'Assassin's Creed: Aquilus' continúa la historia donde la dejamos, con un Desmond mucho más familiarizado con el Animus, y reviviendo las aventuras de Aquilus también donde las dejamos.

Todo ocurre mientras los Asesinos huyen de los templarios en el presente, a los que tarde o temprano tienen que hacer frente. En el pasado, Aquilus es el auténtico protagonista, y por fin conocemos el artefacto milenario que da nombre a la trilogía. Se cierra la historia con un Desmond consciente de su posición y preparado para afrontar el futuro cueste lo que cueste.

Salvando una incoherencia (imperdonable) narrativa del presente, la parte de Aquilus en la Antigua Roma es muy disfrutable tanto estéticamente como argumentalmente. Y es que gran parte de la gracia en Assassin's Creed reside en poder viajar a lugares pretéritos de la mano de personajes carismáticos. En este aspecto, Corbeyran y Defali cumplen.



'Assassin's Creed: Accipiter' es el cierre de esta trilogía y a su vez el comienzo de una nueva serie que dejará de lado a Desmond y sus antepasados.

En esta última parte, la acción en el presente transcurre en Monteriggioni, otra localización de sobra conocida para los amantes de los videojuegos. En cuanto al pasado, se pone punto y final a la aventura de Aquilus y en Ankh a la vez que se da mucha importancia a otro Asesino, Accipiter, primero del primero y bárbaro alemán que ataca a Roma.

El final de esta trilogía mantiene un buen nivel con bastante acción tanto en presente como pasado, y nos presenta a Jonathan Hawk, descendiente de Accipiter y que previsiblemente será el protagonista de la nueva serie, la cual comenzará en Egipto.

Como resumen de toda la obra, se debe considerar como un añadido muy interesante al universo de AC, dejando un montón de matices que podrían ser tratados en el futuro de la franquicia y nuevos Asesinos que lucen muy bien. El punto negativo son esas inconsistencias argumentales que no permiten su encaje en la obra de Ubisoft, pero sabiendo esto, se puede disfrutar mucho de esta historia paralela.

11 dic. 2013

Nimio CXIX: peligrosa mezcla entre el maltrato escolar y la telequinesis en 'Carrie'

Os traigo uno de esos nimios que me salen sin querer, en esas ocasiones en que al terminar una novela me dispongo a dar una breve opinión en Goodreads pero sin saber muy bien cómo acabo escribiendo un buen tocho. Toca un autor al que hay que leer sí o sí, y una obra de total actualidad al haberse estrenado recientemente una nueva película sobre ella.


Puedes cometer el error de, al comenzar a leer 'Carrie', pensar que te enfrentas a una típica historia de adolescentes estadounidenses con sus intrascendentes problemas vitales. Y de acuerdo, así es, pero resulta que detrás de sus algo más de 250 páginas hay un escritor llamado Stephen King que algo sabe sobre construir y contar historias. Y a pesar de que en este caso se trata de su primera novela publicada, ya deja muestras de lo que se convertiría años más tarde.

La vida de Carrie es la de la típica niña, ya adolescente, marginada en el colegio por la crueldad de sus compañeros ya sea por su aspecto físico, por su personalidad o por cualquier otra injusta razón. La diferencia es que Carrie tiene poderes telequinéticos, es decir, puede mover objetos y provocar ciertos cambios en la realidad utilizando simplemente (como si fuera poco...) con su mente. Obviamente, de esta explosiva mezcla no puede salir nada bueno.


Stephen King dota a la narración de cierto dinamismo mediante una estructura epistolar. Por una parte, se nos narran 'en directo' los hechos ocurridos durante la noche del 27 de mayo del 79 desde la perspectiva de múltiples personajes. Por otra, se van intercalando extractos de cartas, artículos periodísticos, libros, investigaciones... que hablan sobre lo acontecido. Ésto hace la novela muy adictiva ya que nos invita a conocer todos los hechos desde diversos puntos de vista hasta el punto de no poder (ni querer) parar de leer. Por supuesto, todo ello con el fabuloso estilo con que está escrita.

Al final, lo más importante es que King consigue que te metas de lleno en la narración, que reflexiones sobre la religión, los extremismos e incluso la propia sociedad, que te indignes por el trato hacia una joven que solo quiere ser feliz, que repudies esa crueldad que tú, inconscientemente, has tenido hacia otros, que sientas una tremenda pena por lo que estás viviendo, que confíes en que la historia de un giro radical 'porque Carrie no se lo merece' pero que a la vez deseas que los que han hecho daño a TU Carrie (la sientes como parte de ti) paguen. Una suma de emociones enfrentadas que convierten a esta novela en algo que marca a muchos niveles muy personales.


A día de hoy 'Carrie' ha sido llevada al cine en dos ocasiones, una en 1976 y otra este mismo 2013 (como dije al principio). Anoto como 'deberes' futuros ver ambas versiones para valorarlas en su justa medida. Lo cierto, es que la sensación al leer la novela es que se podría llevar a las pantallas sin muchas dificultades (más allá de las técnicas) y con resultados bastante aceptables.